Caída del pelo

La caída de pelo es una afección que produce una pérdida anormal del cabello

La pérdida de pelo es habitual en cualquier persona; cuando se superan los 100 cabellos al día es cuando hablamos de alopecia. El cuero cabelludo normal contiene alrededor de 100.000 cabellos. La pérdida de pelo se suele presentar de forma gradual y puede suceder por parches o ser generalizada.

¿Qué es la alopecia?

Calvicie y Alopecia son términos sinónimos; se llama alopecia universal cuando la pérdida del pelo se produce en todo el cuerpo y alopecia total cuando afecta solo al cuero cabelludo. En términos sencillos, un folículo capilar se cae y en su lugar no crece otro, sino que pasa a ser tejido cicatrizal.

Suele ser una cuestión inevitable a partir de una edad concreta, tanto en hombres como en mujeres. Las cifras confirman esta verdad:

– A partir de los 20 años, el 60 % de las personas tienen principio de alopecia.

– Una cuarta parte de  los hombres sufre calvicie a partir de los 25 años, porcentaje que aumenta al 50 %cuando cumplen los 50 años.

– El 50 % de las mujeres sufre alopecia en algún momento de su vida.

-En España más del 40 % de la población sufre alopecia, que afecta tanto física como psicológicamente a las personas que la padecen y que depende de muchos factores.

¿Por Qué Se Produce La Caída Del Cabello?

Existen muchos factores que favorecen la caída del cabello, y que, juntos o por separado pueden actuar inicialmente como desencadenantes de la misma, como pueden ser la genética o la dieta. Asimismo, existen factores que simplemente no podemos controlar, como el estrés, y otros que influyen que influyen de forma negativa en el crecimiento del pelo: el consumo de alcohol y tabaco y otros malos hábitos pueden contribuir a su caída.

Las causas más comunes de la caída del cabello son:

– Factor hereditario – suele denominarse calvicie de patrón masculino y calvicie de patrón femenino. Ocurre de modo gradual y los patrones predecibles en hombres son las pronunciadas entradas y zonas calvas y en mujeres, la disminución de la cantidad de cabello. El Factor Hereditario también afecta a la edad, velocidad y extensión de la calvicie. Si bien en hombres se empieza a manifestar en la pubertad, puede indicar la disminución de la cantidad del cabello volviéndose blando, fino y corto.

– Cambios hormonales – estos cambios pueden causar caída temporal del cabello, por embarazo, parto o menopausia en mujeres y en hombres por cambios en la glándula tiroidal.

la – Enfermedades y Medicamentos – la caída del cabello puede producirse por los medicamentos para el cáncer, la artritis, la depresión, los problemas cardíacos, presión arterial alta y los anticonceptivos. El consumo de demasiada vitamina A también es un factor de causa de caída del cabello.

Los factores de riesgo de padecer caída de pelo son:

– Antecedentes familiares

– Edad

– Nutrición deficiente

– Diabetes y lupus

– Estrés

Tipos de alopecia

Como consecuencia de la gran variedad de enfermedades que pueden provocar la alopecia, es importante establecer una clasificación para facilitar el diagnóstico dermatológico y el posterior tratamiento. Por norma general, las alopecias se dividen en dos grandes grupos: alopecias cicatrizales y no cicatrizales.

– Alopecias cicatriciales: se produce una destrucción del folículo piloso por algún factor inflamatorio, infeccioso o traumático y la consecuencia es la imposibilidad de recuperar el pelo.

– Alopecias No Cicatriciales: a este grupo pertenecen la mayoría de los casos; el pelo se pierde, pero el folículo piloso está intacto, por lo que se podrá hacer un injerto capilar.

Alopecia cicatricial

 

Como decíamos, es la destrucción de los folículos pilosos por un gran número de enfermedades que atacan al cabello, eliminándolo o atrofiándolo y sustituyéndolo por tejido cicatrizal, no pudiendo recuperar el cabello, siendo la pérdida, por tanto, irreversible.

 

Tipos de alopecias cicatrizales que están en función de las causas que las producen:

 

– Infecciosas, como baterías, virus o micóticas.

 

– Dermatosis, enfermedades de la piel.

 

– Enfermedades Neoplásicas (tumores o cáncer)

 

– Enfermedades Hereditarias

 

– Enfermedades que atacan al cabello y provocan su caída.

 

– Agentes físico-químicos: radiación, quemaduras, etc.

 

Alopecia Areata

Tipo de caída del cabello fácilmente reconocible por la aparición de parches en forma redonda de zonas calvas. En la mayoría de los casos afecta únicamente a un punto y suele curarse de forma espontánea, pero en otras ocasiones puede extenderse a toda la cabeza o al cuerpo.

Los folículos pilosos no quedan destruidos por esta caída del cabello, por lo que el pelo puede volver a crecer gracias a tratamientos como un injerto capilar.

Las causas no se conocen a ciencia cierta, se sabe que hay factores implicados como los genéticos, los procesos autoinmunes y la inflamación neurogénica. Estos genes están asociados a enfermedades autoinmunes como enfermedad celíaca, diabetes mellitus tipo 1 y artritis reumatoide.

 

Alopecia Androgenética

Alopecia androgénica, alopecia común o calvicie común, es la forma más habitual de caída del cabello correspondiendo al 95% de los casos. Afecta al 55% de los hombres y el 10% de las mujeres, generalmente caucásicos. Existen dos factores que la desencadenan: el genético y el hormonal.

Tiene una serie de patrones diagnosticados de afección por zonas del cuero cabelludo en el caso masculino con pérdida de pelo localizada en zonas frontal y parietal, lo que se conoce generalmente como entradas que más tarde afectarán a la coronilla. En el patrón femenino el cabello de pelo es difusa, con zonas de calvicie total sin entradas.

En ambos casos el trasplante capilar ofrece unos grandes resultados. En nuestra Clínica Bomar sabemos cómo ayudarte.

Alopecia difusa

 

Este tipo de caída de pelo consiste en una pérdida más o menos intensa, aguda o crónica pero reversible y no localizada en una determinada zona del cuero cabelludo. Dentro de este tipo de alopecia se distinguen varias modalidades: 

 

– Efluvio anagénico agudo. Pérdida difusa y brusca de cabello después del desencadenante que afecta al 90% del cabello. Algunas de sus causas son el hipotiroidismo, la desnutrición, el escorbuto y el tratamiento contra el cáncer. Eliminando el agente desencadenante o causal, el pelo vuelve a crecer en un corto periodo de tiempo.

 

– Efluvio anagénico crónico. La causa más frecuente es el síndrome del cabello anágeno suelto, el pelo se desprende fácilmente a la menor tracción.

 

– Efluvio telogénico agudo. La variedad más general: muchos cabellos entran en fase telógena simultáneamente. La pérdida de cabello tiene lugar entre 2 y 4 meses después del factor desencadenante y afecta a menos del 25% del total, perdiéndose entre 100 y 1000 cabellos al día. Se produce tras el parto, por estrés, por procesos febriles o por pérdidas drásticas de peso.

 

– Efluvio telogénico crónico. Pérdida de pelo difusa y transitoria que se produce de forma estacional y afecta generalmente a mujeres entre 30 y 60 años.

 

Escala Norwood

La escala de Hamilton-Nordwood, a menudo abreviada como NW, clasifica los estados de alopecia androgénica masculina en siete niveles y es muy utilizada para el desarrollo de un tratamiento de injerto capilar adecuado.

– Tipo I-II: Calvicie inicial: frontal localizada y frontal generalizada.

– Tipo III-IV: Calvicie media se sitúa en área anterior y coronilla y parte superior de la cabeza.

– Tipo V: Calvicie amplia y caída extensa con límites.

– Tipo VI-VII: Calvicie severa y pérdida casi generalizada de pelo